Flexibilidad horaria, ¿posible en una pyme?

Si sueles leer artículos sobre flexibilidad horaria, teletrabajo, trabajo autónomo, etc., seguro que te has preguntado alguna vez si estas nuevas formas de trabajar son o no aplicables en tu pyme.

Sigue leyendo porque ese es precisamente la cuestión que vamos a intentar contestar

¿La flexibilidad horaria se puede implementar en una pequeña empresa?

Qué es y qué no es la flexibilidad horaria

El tema de la flexibilidad horaria puede crear confusiones tanto entre los gerentes y directivos de una empresa, como entre su plantilla. Vamos a intentar explicarlo. 

La flexibilidad horaria no es un horario de trabajo libre ni una forma de que los trabajadores se puedan “escaquear” de sus obligaciones contractuales. Desde el punto de vista de la empresa, es importante que recordemos que esta flexibilidad horaria no debe utilizarse como si fuera un premio para unos trabajadores concretos, para sustituir parte del salario, como si fuera un pago en especie, etc.

CTA_Button_Guía para evitar indigestiones contables

La flexibilidad horaria es una alternativa al horario de trabajo rígido al que estamos acostumbrados y consiste en adaptar el horario laboral de cada trabajador en la medida de las posibilidades de una empresa sin alterar el servicio que ofrece a sus clientes, su capacidad productiva, etc. Para que sea realmente útil, la flexibilidad horaria debe tener unos límites muy claros y bien conocidos por todos los implicados en el proceso: el propietario de la empresa, sus directivos, los trabajadores que disfrutan de esta medida, etc.

Ejemplos de flexibilidad horaria adaptados a una pyme:

  • Hacer jornada continua descansando sólo una hora para comer.
  • Retrasar la hora de entrada al trabajo para evitar las horas punta de atascos de tráfico.
  • Permitir a sus trabajadores que realicen parte de su trabajo los fines de semana desde su casa reduciendo el horario de trabajo de lunes a viernes.
  • Establecer periodos de tiempo para entrar y salir del trabajo y no unas horas determinadas y fijas (por ejemplo: entrar al trabajo entre las 7 y las 8 de la mañana; dar por finalizada la jornada laboral entre las 5 y las 6 de la tarde, etc.).

 

Ventajas más importantes de la flexibilidad horaria

Para decidir si ofrecer flexibilidad horaria a la plantilla de nuestra pyme, es importante conocer las principales ventajas que tiene esta medida tanto para los trabajadores como para los objetivos de nuestra empresa:

Importante medida de conciliación de la vida laboral y familiar.

Cada día cobra mayor importancia disponer de tiempo suficiente para trabajar y para vivir, formar una familia, practicar deporte, hacer algún curso de formación continua, etc. El tradicional horario de trabajo partido de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 no permite hacer mucho más que trabajar de lunes a viernes, sobre todo si vivimos en una gran ciudad en la que el transporte se lleva gran parte de nuestro tiempo supuestamente libre. Ofrecer a nuestros trabajadores la posibilidad de trabajar sin interrupciones al mediodía, entrar o salir antes del trabajo para evitar atascos de tráfico o trabajar desde su propia casa algún día de la semana son algunos ejemplos de flexibilidad horaria que mejorarán la salud física y mental de nuestra plantilla, harán que estén más descansados, más felices y, así, más motivados y productivos.

Reducción del absentismo laboral.

El absentismo laboral es uno de los peores problemas a los que se enfrentan las empresas de cualquier tamaño, pero es especialmente grave (y caro) cuando hablamos de una pequeña empresa con una plantilla reducida y una gran carga de trabajo diario que realizar. La flexibilidad horaria es una medida ideal para evitar esas ausencias no voluntarias por cuidado de los hijos menores cuando enferman, por agotamiento mental de un trabajador sin tiempo para vivir, etc.

Retención de nuestros empleados.

En otros artículos de nuestro blog te hemos contado varias veces lo importante que es para una pyme que sus mejores trabajadores continúen en la empresa y no se vean tentados a buscar otros horizontes laborales. La mayoría de las pymes no pueden retener a sus mejores empleados ofreciéndoles sueldos millonarios, viajes de vacaciones o interesantes seguros médicos familiares, pero sí pueden ofrecerles la posibilidad de distribuir su tiempo de trabajo de una forma racional, que realicen su horario de una forma flexible que les permita trabajar dando lo mejor de sí mismos y, al mismo tiempo, disfrutar de su familia y de sus aficiones.

¿Crees que es una medida viable para implementar en tu pyme?

CTA_Ebook_Contabilidad_Evitar indigestiones contables_POST

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *