¿En qué consiste el proceso de gestión de inventarios?

El concepto de almacén ha evolucionado mucho a lo largo del tiempo, ampliando progresivamente sus funciones, ámbito de responsabilidad e importancia dentro del funcionamiento de una pyme.

Lo que hasta hace poco era poco más que un espacio diáfano donde guardar productos o materiales, hoy en día se ha convertido en una estructura clave del negocio, con capacidad para generar un valor agregado fundamental para la buena marcha de la empresa, su rentabilidad y capacidad productiva.

CTA_Button_Conoce los secretos de la facturación

El objetivo básico de la gestión de almacenes es garantizar el suministro continuo y en las fechas y formas pactadas con los clientes de productos y materiales.

Dicho objetivo fundamental implica la correcta gestión de inventarios, con el fin de garantizar los pedidos y servicios pactados con los clientes de forma ininterrumpida y fluida.

 

La gestión almacenes, logística e inventarios

Hoy en día no es posible entender el concepto de gestión de almacenes como un proceso independiente de la logística y viceversa, ya que se trata de dos áreas muy directamente ligadas.

La gestión de almacenes puede definirse como un proceso que forma parte de la función logística con las siguientes funciones fundamentales:

  • Recepción de cualquier tipo de material: materias primas, productos acabados, productos semielaborados, etc.
  • Almacenamiento de dicho material en un espacio físico (almacén).
  • Movimientos internos dentro del almacén.
  • Transporte hasta el punto de consumo de cualquier material o producto.
  • Gestión de aprovisionamiento, stock e inventario.

El “circuito” de un almacén

En la práctica, las funciones concretas de cada almacén dependen de muchas variables: tamaño de la empresa y sector de actividad, así como factores físicos, estructurales y organizacionales.

No obstante, si nos centramos en el movimiento que, en casi todos los casos, se suele dar en un material, artículo o producto nos encontramos con el siguiente circuito o proceso común:

Recepción de materiales

Consiste en el proceso de planificación y utilización óptima del área de recepción con el fin de recibir los materiales que entran en el almacén.

Registro de entradas

Planificación e implementación de un sistema de control del contenido del almacén en cada momento, con especial atención a las entradas y salidas de cada producto y las necesidades de stock y aprovisionamiento. Para su óptimo funcionamiento dicho sistema debe estar informatizado y los más automatizado posible, siendo muy recomendable su integración con otros departamentos y sistemas informáticos de la empresa, como contabilidad y facturación.

Almacenamiento de materiales

Se trata de adaptar las mercancías al espacio disponible y las condiciones necesarias para su custodia, clasificación y mantenimiento en condiciones óptimas y sujetas a la normativa vigente en cada caso.

Movimientos dentro del almacén

Traslados internos por las distintas zonas del almacén: zonas para albergar mercancías especiales, sitios de paso de maquinarias y personas, espacios para devoluciones, etc.

Registro de salidas del almacén

Mediante un sistema totalmente ligado al de entradas, es importante llevar un control exhaustivo y detallado del destino de los materiales a los distintos proveedores y clientes.

Ahora que ya tienes más información sobre control de inventarios esperamos tus comentarios.

 

CTA_POST_Almacén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *