Costes variables de una empresa ¿sabes controlarlos?

Controlar los costes variables de una empresa es fundamental para nuestra pyme por una razón muy simple: buscar y encontrar el mejor ratio eficiencia-ahorro. El tema es tan importante como parece a simple vista y por eso hoy se convierte en el protagonista del blog para la gestión de tu pyme.

 

Los costes variables de una empresa son…

Lo primero que tenemos que hacer para controlar los costes variables de una empresa – de nuestra propia pyme- es saber cuáles son esos costes, saber identificarlos y diferenciarlos de esa otra serie de costes llamados fijos.

CTA_Ebook_Gestión Laboral_Guía básica gestión nóminas_BUTTON

Los costes fijos de una empresa son aquellos que permanecen inalterables independientemente del volumen de trabajo, de la productividad, del aumento de pedidos o de clientes, etc. Es decir: estos costes no varían aunque nuestra pyme tenga más o menos volumen de actividad.

Los costes fijos que tiene cualquier empresa son, por ejemplo, los gastos de alquiler o de hipoteca de la oficina o del local que ocupan, los tributos municipales, los gastos de administración, etc.

Los costes variables de una empresa son aquellos que varían o fluctúan en función del volumen de trabajo o de actividad de nuestra pyme. Así, estos costos variables de una empresa aumentan o decrecen en función del nivel de actividad y productividad de nuestra pyme.

Ejemplos típicos de costes variables de una empresa son:

  • Personal vinculado directamente con la producción.
  • Dietas y kilometraje de nuestros comerciales.
  • Alquiler de más o menos vehículos de empresa.
  • Materiales de fabricación.
  • Distribución de productos y servicios.
  • Etc.

 

3 consejos prácticos para controlar tus costes variables

Como comentábamos en nuestra introducción, buscar y encontrar el mejor ratio eficiencia-ahorro debe ser el objetivo final de controlar nuestros costes variables, pero ¿cómo hacerlo? Siguiendo algunos consejos básicos, sensatos y de sencilla aplicación para una pyme independientemente de su sector de actividad o volumen de facturación anual. Toma nota:

1-  El presupuesto mensual de costes variables

Elaborar un buen presupuesto de costes variables mensuales y respetarlo es la base para controlar nuestros gastos sin vulnerar nuestra eficiencia, productividad y nivel de atención al cliente.

Ese presupuesto debe contener todos aquellos posibles costes variables en los que podemos incurrir como, por ejemplo, número de tickets de comidas de empresa que pueden pasarse al departamento de administración, número de kilómetros extra, gastos máximos en las facturas telefónicas, etc. En este sentido recuerda que el presupuesto mensual debe ser lo suficientemente flexible como para no afectar a la productividad de tu pyme y que, además, debes compartirlo con todos los miembros de tu empresa para que comprendan las razones de la contención de gastos para mejorar la competitividad de tu pyme.

2- La importante comunicación interna

En otros artículos del blog para la gestión de tu pyme hemos subrayado la importancia que tiene mejorar la comunicación interna de nuestra empresa para que todos sus miembros trabajen siguiendo el mejor rumbo posible. En el control eficiente de costes variables, el tema de la comunicación interna, de la motivación a vigilar los gastos es fundamental ya que muchos de los costos se podrían reducir simplemente poniendo en práctica unas sencillas medidas de ahorro. Concienciar a tus empleados, por ejemplo, de la importancia de aprovechar el papel, no dejar las luces encendidas, conducir de forma eficiente para ahorrar combustible, etc., es crucial para que todo el grupo participe en la reducción de esos costos variables de una empresa que, si no tenemos cuidado, pueden lastrar los resultados económicos fruto de nuestro trabajo.

3- La negociación con los proveedores

Como sabes, uno de los costes variables más importantes para algunas pymes son las materias primas, los suministros que necesitamos incorporar a nuestro proceso productivo. Así, establecer una buena relación con los proveedores, negociar con ellos para reducir un poco los costes o mejorar los plazos de pago nos ayudará a contener esos costos variables de una empresa tan importantes para la buena marcha de nuestro negocio.

Ahora te toca a ti opinar: ¿qué medidas utilizas para contener los costes variables en tu pyme? ¡Deja un comentario!

 

CTA_Ebook_Gestión Laboral_Guía básica gestión nóminas_POST

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *