Facturación Electrónica, Factura-e

Publicado por el 01/04/2011 | 1 Comentario

¿Qué es la factura electrónica?

La facturación electrónica es un equivalente funcional de la factura en papel y consiste en la transmisión de las facturas o documentos análogos entre emisor y receptor por medios electrónicos (ficheros informáticos) y telemáticos (de un ordenador a otro), firmados digitalmente con certificados reconocidos.Facturación electrónica

El Anteproyecto de Ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información define la factura electrónica como “un documento electrónico que cumple con los requisitos legal y reglamentariamente exigibles a las facturas y que, además, garantiza la autenticidad de su origen y la integridad de su contenido, lo que permite atribuir la factura a su obligado tributario emisor”.

De esta definición extendida en todo el mercado, se transmite tres condicionantes para la realización de la factura electrónica:

  • Se necesita un formato electrónico de factura de mayor o menor complejidad (EDIFACT, XML, PDF, html, doc, xls, gif, jpeg o txt, entre otros).
  • Este formato electrónico y transmisión telemática, deben garantizar su integridad y autenticidad a través de una firma electrónica reconocida.

El artículo 3.3 de la Ley 59/2003 de 19 de diciembre define la firma electrónica reconocida como:

“la firma electrónica avanzada basada en un certificado reconocido y generada mediante un dispositivo seguro de creación de firma”.

La firma electrónica se puede conseguir en la Cámara de Comercio de tu localidad, en la Fábrica de Moneda y Timbre y en la AEAT.

Es decir, se tienen que dar tres condicionantes para que se de la firma electrónica reconocida:

  1. Que sea una firma electrónica avanzada.
  2. Que esté basada en un certificado reconocido, siendo certificado reconocido el que “cumpla los requisitos establecidos en esta Ley en cuanto a la comprobación de la identidad y demás circunstancias de los solicitantes”.
  3. Que sea generada mediante un dispositivo seguro de creación de firma, es decir, aquel que ofrece, al menos, las siguientes garantías:
  • Que los datos utilizados para la generación de firma pueden producirse sólo una vez y asegura razonablemente su secreto.
  • Que existe una seguridad razonable de que los datos utilizados para la generación de firma no pueden ser derivados de los de verificación de firma o de la propia firma y de que la firma está protegida contra la falsificación con la tecnología existente en cada momento.
  • Que los datos de creación de firma pueden ser protegidos de forma fiable por el firmante contra su utilización por terceros.
  • Que el dispositivo utilizado no altera los datos o el documento que deba firmarse ni impide que éste se muestre al firmante antes del proceso de firma. (Art. 24.3).Tienes que cumplir las 3 condiciones para que sea reconocida

Por último y para que tuviera la facturación electrónica la misma validez legal que una factura en papel, se necesita el consentimiento de ambas partes (emisor y receptor).

El usuario puede encontrar más información en la siguiente página web

¿Qué es la factura-e?

La factura-e se utilizará como formato estándar para el envío de facturas a Organismos Públicos (Ayuntamientos, Delegaciones autonómicas, Empresas, etc…) de tal forma que va desapareciendo el papel a la hora de facturarles.

Su utilización será implantada para su uso obligatorio de forma progresiva, por lo que es una herramienta necesaria para cualquier empresa que trabaje con dichos organismos.

La gran diferencia entre la factura electrónica y factura-e, es que esta última se pude recoger por un software específico.

Enlace: Web factura electrónica

    1 comentario

    • Julian Inza dice:

      Ramón,

      La información que indicas ha quedado un poco obsoleta. El “Anteproyecto” que mencionas se publicó en el 2007, como Ley 56/2007.

      Los certificados de FNMT solo son adecuados para firmar facturas que vayan destinadas a organismos públicos que tengan firmado convenio con FNMT, pero no para facturar entre entidades privadas.

      El formato adecuado para facturar al sector público es el “facturae”, definido en la orden PRE/2971/2007.

      De todas formas, se agradece que haya personas como tu ayudando a estimular el uso de la factura electrónica.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>